higiene_facial

 

Aunque limpiemos nuestra piel todos los días, siempre quedan restos que exigen un tratamiento más profundo. La limpieza facial profesional completa nuestros pequeños rituales de limpieza cotidianos. No es un sistema para parecer más joven; su objetivo es limpiar en profundidad células muertas y feas espinillas y tonificar los músculos de la cara gracias a los masajes.

Benefícios:

  • Hidratamos la piel
  • Eliminamos toxinas
  • Mejoramos la circulación de la cara

 

En tu centro más cercano: Archena.

 

Preguntas frecuentes

Este tratamiento se caracteriza por inducir el calentamiento de la capa interna de la piel sin dañar a la epidermis que es la capa exterior de la piel. Este proceso causa un efecto que provoca una reacción de regeneración, similar al proceso de curación de la piel, lo que resulta en una regeneración natural de colágeno y del tejido conectivo. Además, puede actuar aunque con menor intensidad, en la melanina dando como resultado, depilación, aclaración de manchas y afinación de poros.
Una limpieza facial puede durar entre 50 minutos y una hora y media. La limpieza facial básica tiene tres partes distintas: limpieza propiamente dicha, masaje tonificante y nutrición.
Una limpieza facial puede durar entre 50 minutos y una hora y media.
Eliminar el sebo sucio que obstruye la oxigenación de la piel, vaciar los puntos negros, eliminar granitos y hacer un suave peeling son parte de un buen tratamiento de limpieza de cutis. Este, va a fomentar que los poros sean más pequeños y haya una regeneración de las capas superiores de la piel.
Aconsejamos que nos visite a los 15 días después del 1er procedimiento para valorar los resultados obtenidos y considerar un procedimiento adicional de para alcanzar mayor reducción de grasa.